Cómo hacer albóndigas

Cómo hacer albóndigas

Las albóndigas son bollos de carne picada muy populares en muchas partes del mundo. Puedes acompañarlas con salsa casera, vegetales o arroz blanco cocido. En este artículo, vamos a enseñarte cómo hacer albóndigas con salsa casera. ¡Comencemos!

Si no te gusta la salsa con muchos químicos (ya sabes que algunas empresas exageran con los conservantes), la salsa hecha en casa es para ti. ¡Empieza a conseguir los ingredientes que necesitas y prepárate para saborear albóndigas en pocos minutos!




Ingredientes:

(Para las albóndigas)

  • 1 kg  de carne molida o picada
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de perejil
  • 1 vaso de agua
  • 3 dientes de ajos
  • Harina de trigo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva

(Para la salsa) 

  • 3 cucharadas de harina
  • Una pizca de pimienta negra
  • Una pizca de sal
  • 2 cebollas
  • 2 tomates

Cómo hacer albóndigas:

Paso #1
Dentro de un recipiente de tamaño medio, introduce los 2 huevos (clara y yema), también vierte los 3 dientes de ajo y la cucharada de perejil. Mézclalo todo por aproximadamente 5 minutos y, posteriormente, añade la harina.

Paso #2
A la nueva mezcla con harina, añádele pan rallado y comienza a amasarla con las manos. Esto ayudará a que todos los elementos se vuelvan una masa uniforme, heterogénea.

Paso #3
Utiliza harina también para cubrir tus manos y comenzar a darle forma a las albóndigas. Lo mejor es hacerlas redondas, no tan grandes, pero si prefieres puedes hacerlas algo más “aplastadas”. Al terminar, cúbrelas con un poco de harina.

Paso #4
Fríe las albóndigas en el aceite de oliva, esto toma aproximadamente 15 minutos. Asegúrate de que se frían por ambos lados.

Cómo hacer salsa casera:

Paso #1
Calienta un poco de aceite de oliva en un sartén, a una temperatura de 180 grados centígrados. Coloca las cebollas, previamente picadas de forma fina. Espera hasta que se pongan doraditas.

Paso #2
Cuando ya las cebollitas estén doradas, añade un poco de harina, de forma que cubra todo el sartén.

Paso #3
Haz una salsa de tomate, mezclando los tomates en la licuadora con un poco de agua, sal y perejil. Viértela sobre el sartén con las cebollas y la harina y agítala.

Paso #4
La salsa casera está lista, ahora solo debes colocarla en la cazuela con las albóndigas que has dejado reposando. Deja que se cocinen por unos 15 minutos a fuego lento, junto a la salsa.

Como ya todo está preparado, lo único que falta es servir estas deliciosas albóndigas con salsa casera. Sirve una buena copa de vino y listo. ¡Buen provecho!